Otra vez empezando de nuevo, es mi condición,  cuando más tranquilo esta uno y más organizado, a arrancar otra cosa. Y esta es gorda, una aventura de verdad.
Una sala para cincuenta personas, con una plantilla de quince, una ubicación privilegiada y unas instalaciones de  primera. 
Poco a poco nos vamos haciendo a ello, el cambio con Puenteduero es enorme y no queremos perder lo que era aquello, la cocina y el ambiente, de momento lo vamos ajustando y seguro que lo conseguimos, mientras tanto tengo que dar las gracias a todos por entender el cambio y los fallos que podamos cometer, hay que seguir engrasando la máquina. 

Publicado: 6 de Julio de 2017